Copiando y remezclando ideas y obras de nuestros antecesores


1960 lamarinaExtracto de la presentación de Juan Freire en el Encontro Internacional de Economía e Cultura en la Cidade da Cultura en Santiago de Compostela.

Después de años de sublimar la creatividad, de buscar definiciones grandilocuentes sobre lo que es innovación y de apostar por las grandes infraestructuras materiales como vía para el desarrollo ha llegado al parecer el momento del sentido común, de reconocer la realidad y de apostar por nuevos modelos, más sostenibles, para producir y poder vivir de y con la cultura.

La creatividad es una parte relevante de la innovación pero la innovación es más que la creatividad. Fomentar únicamente la creatividad es en cierto modo una forma sutil de infantilización de los profesionales que se hacen dependientes de elementos externos que traducen esa creatividad en innovación. Además ambos procesos, lejos de operar dentro del ensimismamiento del genio individual, son resultado de procesos colectivos.

Por una parte innovamos “a hombros de gigantes” copiando y remezclando ideas y obras de nuestros antecesores. Por otra, nuestros procesos creativos se enriquecen si los desarrollamos de forma abierta y colaborativamente, y los resultados son más diversos y disruptivos si colaboramos con los que son diferentes a nosotros. En ocasiones nos referimos a esto con la etiqueta de interdisciplinariedad, pero que quizás sea un concepto demasiado conservador. Más bien lo que necesitamos es ser transdiscplinares o adisciplinares: no importa tanto el origen como lo que aportas y tus motivaciones; son esenciales la empatía (entender las razones y lenguajes del que es distinto disciplinar o socialmente) y la capacidad de diálogo para conformar equipos de personas diferentes que alcancen resultados relevantes.

Y en un entorno complejo es imposible pensar sin hacer, vivimos y en una cultura del prototipado, de la experimentación continua en la que hacer y pensar van de la mano.

Etiquetas: , , , ,

3 Responses so far.

  1. […] Publicación original: De Mudanza […]

  2. […] sin pensar en una segunda vida? Derribar y volver a construir es mucho más caro que reutilizar y las posibilidades son infinitas mientras que el suelo no […]

  3. […] sin pensar en una segunda vida? Derribar y volver a construir es mucho más caro que reutilizar y las posibilidades son infinitas mientras que el suelo no […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR